Olivicultura

El olivo fue introducido en la península ibérica por griegos y fenicios, los romanos extendieron su cultivo y mejoraron las técnicas de producción, los árabes perfeccionaron las técnicas de obtención del aceite.

La etimología del vocablo "olivo" deriva del latín "olivum", un derivado de "olea" que a su vez deriva del vocablo griego "elaia", por su parte aceite y aceituna derivan del árabe "az-zait" (jugo de aceituna) y "zaitum" que provienen del hebreo "zait".

La colonización de América introdujo su cultivo en zonas de California y Sudamérica. En la actualidad España es el principal productor y exportador de aceite de oliva a nivel mundial.

Botánicamente se le considera una única especie (Olea europaea L.) con dos subespecies: sativa correspondiente a los cultivados, y sylvestris (oleaster para otros autores) correspondiente a los silvestres.



 

https://www.innovagri.es/wp-content/uploads/2015/10/figura-3.jpg



El aceite de oliva es el zumo de las aceitunas, el único aceite vegetal que se extrae de frutos naturales sin procesos químicos.

.


 

El olivar no sólo está formado por olivos, tiene una serie de recursos como son: el suelo, las plantas espontáneas, el agua de lluvia y los insectos auxiliares.

También puede tener otros recursos como las plantas que se cultiven en su interior o se conserven en las lindes, el agua de riego, los animales domésticos....

El manejo adecuado de estos recursos sienta las bases para un cultivo sostenible, con el que podemos conseguir aumentos notables en la rentabilidad de las explotaciones sin degradar el medio ambiente.


Lucius Junius Moderatus, de sobrenombre Columela, en su obra “Los Doce Libros De Agricultura” hace veinte siglos escribió: “Quien ara el olivar, le pide fruto; quien lo estercola, se lo pide con insistencia; el que lo poda, le obliga a que se lo dé”.

 


 

La tierra proporciona lo suficiente para satisfacer las necesidades de cada hombre, pero no puedes satisfacer su codicia. - Gandhi

 

 


 

                             

 

 

Con maña, caza a la mosca la araña.

 

 


Alma tiene 20 años y adora a su abuelo, un hombre que lleva años sin hablar. Cuando el anciano se niega también a comer, la chica decide recuperar el árbol milenario que la familia vendió contra su voluntad. Pero para ello, necesita contar con la ayuda de su tío, una víctima de la crisis, de su amigo Rafa y de todo el pueblo. El problema es saber en qué lugar de Europa está el olivo.

 

 

(FILMAFFINITY)